Cañizal, Olmo y Vallesa de la Guareña corren el riesgo de seguir los pasos en el confinamiento a Aranda de Duero, Íscar y Pedrajas de San Esteban, ya que la zona básica de salud a la que pertenecen, la salmantina de Pedrosillo El Ralo se ha situado con seis casos, lo que supone una tasa de más de cinco por cada diez mil habitantes, y ha pasado al color naranja, el inmediatamente previo al confinamiento. En esta situación la Junta aconseja restringir al máximo el contacto social y la exposición en lugares cerrados y evitar reuniones de más de diez personas.

Mientras, la situación general de la provincia ha mejorado notablemente, ya que las zonas básicas de salud de Zamora, Sur, Benavente Norte y Virgen de la Concha, en la capital, han abandonado el color amarillo (más de 2,5 casos por diez mil habitantes) y vuelven al verde, sin que se incorpore ninguna zona en esa tonalidad.

Situación de las zonas básicas de salud: casos diagnosticados por PCR en la última semana

Situación de las zonas básicas de salud: casos diagnosticados por PCR en la última semana

En amarillo están Sanabria, con un caso, Carballeda, con otro, Villalpando con otro más y Santa Elena en la capital con 4. Zonas en verde con casos son dos de la capital (5 Virgen de la Concha y 2 Parada del Molino), Aliste (1), Toro (2) y Guareña (1). Puerta Nueva, en la capital, está con cero casos.

Toro debe extremar las precauciones porque está lindando con la zona básica de salud vallisoletana de Mota del Marqués, que con dos positivos está en color naranja (más de cinco casos por diez mil habitantes).

Un dato llamativo es que los dos positivos de Tamame no figuran en la zona básica de salud de Corrales, a la que pertenece este pueblo. Corrales sigue con cero casos oficialmente.